Freitag, 7. Mai 2021

Fresedo en París en 1928-1929

por José Manuel Araque

El 30 de septiembre de 1928, Carlos Gardel debutó en París en un evento que tuvo lugar en el Théâtre Femina en beneficio de las víctimas de un catastrófico huracán en Guadalupe. Le acompañaron sus guitarras José Ricardo, Guillermo Desiderio Barbieri y José María Aguilar. El teatro Femina fue la sede del Concurso de Tango original en los albores de la TangoManía en 1911. Tras el evento benéfico, Gardel pasó al Florida, un lugar famoso por la larga estadía de Francisco Canaro desde 1925 hasta 1926. Gardel cantó ocasionalmente en el Florida durante los seis meses siguientes.


Ese mismo año, Martín de Álzaga Unzué, un famoso piloto de carreras apodado Macoco que era amigo de Fresedo, ayudó a asegurar un contrato por 35 mil francos para que este tocara en la reapertura de El Garrón. Fresedo y Gardel se conocían desde hacía años, e incluso grabaron juntos en 1925. La noticia del nuevo éxito de su amigo llegó a Fresedo el 9 de octubre, cuando completaba sus últimas grabaciones para Odeón con Ernesto Famá en Buenos Aires.

 

Al menos cinco orquestas de tango argentino tocaron en Francia ese año, incluidos nombres como Bachicha, Eduardo Bianco, Manuel Pizarro, Tano Genaro Esposito, y Los Canaro. El Garrón, operado por Elie Volterra, había sido uno de los lugares de tango más populares de París desde 1920; Celestino Ferrer y Manuel Pizarro fueron el centro de la atención allí durante años. El Nuevo El Garrón estaba en 10 Rue Fontaine, casi al lado del antiguo, y Volterra quería una orquesta de Argentina para la apertura, no solo un acto local conocido. El 16 de octubre Fresedo partió hacia Europa en el Florida, una travesía de dos semanas.

Su orquesta estaba integrada por:
 
Bandoneón: Osvaldo Fresedo - Alberto Rodríguez - Luis Minervini
Violín: Adolfo Muzzi - Jean Koller
Bajo: Humberto Costanzo
Piano: José María Rizzuti
Estribillista: Ernesto Famá

El Excelsior anunció su llegada, y Elie Volterra fue a recibirlos. En su italiano mal hablado, Volterra le dijo a Fresedo que Cielito mío ya era una tonada popular en París (Fresedo grabó su versión de tango de la canción mexicana Cielito lindo en 1927).


Fresedo y su orquesta debutaron en El Garrón el jueves 15 de noviembre de 1928. La noche anterior hubo un ensayo preliminar público. Aquí tocaron durante los siguientes 4 meses. Fresedo compartió el escenario con Don Parker, saxofonista estadounidense y ex miembro de la Original Dixieland Jazz Band, la orquesta de Nueva Orleáns famosa en los albores de la Era del Jazz en 1917.


El 28 de noviembre, Fresedo tocó en una recepción privada ofrecida por Carlos de Olazábal en honor a la Fragata Escuela Presidente Sarmiento,, que visitaba Francia desde el 15 de noviembre. La esposa del embajador argentino en París, Federico Álvarez de Toledo, y otros notables de la sociedad estuvieron presentes. De Olazábal era el redactor de la columna "L'Amérique Latine" para el diario Le Galois. En esos días también tuvo lugar la Fiesta de las Catalinetas en París, y allí se filmó un video muy interesante de músicos de tango que puede ayudar a ilustrar cómo era (pero no sabemos quiénes son estos músicos).


El 7 de diciembre de 1928, Fresedo y Don Parker comenzaron a tocar en el Thé-Cocktail Dansant del Lido. Allí tocaron durante los seis meses siguientes. El Lido era un nuevo lugar muy popular en los Campos Elíseos que contaba con una piscina cubierta donde hacían presentaciones. El concierto de la tarde tenía lugar de 4 a 7:30 PM.

 
En El Garrón, Ernesto Famá fue eliminado de los anuncios cuando el programa cambió después de la víspera de Año Nuevo de 1929. Parker se quedó, y Volterra trajo algunos artistas de flamenco españoles para revitalizar las ofertas.
 

Fresedo le dijo a su biógrafo Oscar Zucchi que fueron a Montecarlo y la Riviera por esta época, presumiblemente para un compromiso breve. De diciembre a abril, los ricos iban a pasar el invierno en el sur de Francia. La Orquesta Argentina Bachicha-Ferrazzano tocó en el Restaurant des Ambassadeurs del Casino Municipal de Cannes, y la Orquesta de Eduardo Bianco tocó en el Casino de Juan-les-Pins. Incluso Pizarro fue a Marsella. La Fête National de Mónaco también se celebró la semana del 16 de enero, pero no pudimos encontrar más información sobre Fresedo en la Côte d'Azur.
 
 
Fresedo regresó entonces a París, y el 5 de febrero de 1929 actuó con Gardel en el Bal de Petits Lits Blancs, una gran gala en la Ópera Garnier. El presidente Gaston Doumergue estuvo presente. Hubo muchos otros actos esa noche, pero Harry Pilcer, el gran bailarín estadounidense, estaba enfermo y no pudo asistir.


Unos días más tarde, Gardel también fue a Cannes para una presentación en el Café des Ambassadeurs, pero no hay evidencia de que estuviera allí con Fresedo. Luego, Gardel regresó a París y se presentó en el Empire y el Florida. En marzo y a principios de abril, Gardel grabó algunos temas para Odeon Francia, pero no volvió a trabajar con Fresedo.

 

El compromiso de Fresedo en El Garrón llegó a su fin al llegar la primavera, pero siguió tocando en el Lido con Don Parker durante la nueva temporada. El cambio puede ser significativo porque por primera vez Fresedo no estuvo vinculado a los empresarios de tango en París, sino que se unió a los músicos de jazz. Es muy probable que a estas alturas ya se hubiera separado de Ernesto Famá, su chansonnier. Y pronto Gardel también dejó París.


El 20 de abril, Fresedo envió un telegrama a su hermano Emilio en Buenos Aires solicitando que los miembros de su orquesta Casino Pigal vinieran a reunirse con él en París para un contrato de 4 meses (todo el verano) en el Cafe des Ambassadeurs, un lugar legendario en los Campos Elíseos. Rizzuti, Rodríguez, Minervini y Muzzi se fueron, acaso echaban de menos sus hogares o no les interesaba unirse al espectáculo lleno de jazz. Zarparon de Marsella en el Alsina y llegaron a Buenos Aires el 11 de mayo.


Respondiendo al llamado de Fresedo, el pianista Nicolás Vaccaro, el violinista José Lorito y el bandoneonista Juan Salvatore viajaron a París y se unieron a la orquesta. Fresedo le dijo a Zucchi que Carlos Esposito, hermano de Genaro Esposito y un intérprete de banjo, también se unió a la Orquesta, pero no está claro cuándo y por cuánto tiempo. El cronograma de eventos sugiere que ni Rizzuti ni Vaccaro estaban con Fresedo cuando se presentó el 22 de abril en una proyección de Le Tsarevitch de Iván Petrovich en el teatro Paramount. Esta película alemana, basada en la opereta de Franz Lehar del mismo nombre, era muda, y Fresedo proporcionó el acompañamiento orquestal. Una película hablada de Fox Movietone precedió al programa principal, una evidencia más del fin de la Era del cine mudo.



El Café des Ambassadeurs era un lugar histórico tan antiguo como la idea en sí de las salas de conciertos. A lo largo de las décadas sufrió varias transformaciones. Tras la llegada de Josephine Baker a Francia, y desde 1926, el empresario Edmond Sayag ("el Florenz Ziegfeld de París") organizó una serie de revistas en Ambassadeurs que impulsaron la locura por el jazz norteamericano.


El 23 de mayo de 1929, Fresedo se unió a un gran elenco de artistas en la inauguración del Cuarto Show del Ambassadeurs. Sayag dijo que quería "una noche muy americana"; después de todo, eran los Rutilantes Años 20, pero también había un toque latino y oriental en su revista. Entre los artistas estuvieron George Dewey Washington, Bobbe Arnst y Lester Allen, famosos actos de vodevil en Estados Unidos;



la gran actriz y bailarina mexicana Celia Montalván y su hermana Issa Marcué, también bailarina; los "16 Niños de China", una compañía de bailarines chinos;


y la Orquesta del Ambassadeurs dirigida por Noble Sissle, un conocido músico de jazz estadounidense.



Entre los artistas también se encontraban Roberto Medrano y Donna Landwehr, más conocidos como la pareja de baile "Medrano y Donna". Fresedo conocía a Medrano desde su primer viaje a Nueva York en 1920.
 

La orquesta de Fresedo para el espectáculo habría incluido a: 

Bandoneón: Osvaldo Fresedo - Juan Salvatore - Carlos Esposito 

Violín: José Lorito - Jean Koller - Henri Figarol?
Bajo: Humberto Costanzo

Piano: Nicolás Vaccaro
Tambor: ?


El Show del Ambassadeurs fue muy popular entre la comunidad estadounidense en París. En la noche de apertura estuvo presente Florence Walton, la reconocida ex bailarina y ahora fabricante de sombreros. El Maharajah y el Príncipe Heredero de Kapurthala también estuvieron allí, así como el barón y baronesa Édouard de Rothschild. Las críticas del show fueron buenas, pero los Niños de China probablemente recibieron más prensa que los demás.


El 30 de mayo, Famá fue visto en París – sin Fresedo – cantando en Chez Les Borgia en la calle Laferrière. La famosa cantante francesa Lucienne Boyer se presentaba regularmente en ese cabaret, y había visitado Buenos Aires en octubre anterior. Poco más se sabe sobre el paradero de Famá ese verano, quien reapareció en octubre cantando para la Orquesta Típica Victor en Buenos Aires.


En junio, Fresedo conoció a Rosita y Ramón, otra famosa pareja de baile de Estados Unidos que lo invitaron a unirse a su espectáculo en Nueva York en octubre. En julio Rosita y Ramón fueron a Londres, y en agosto estuvieron en Biarritz, pero no tenemos evidencia de que Fresedo estuviera con ellos en ningún otro lugar que no fuera París.

El paradero exacto de Fresedo en el verano de 1929 es un misterio. Fresedo le dijo a su biógrafo Oscar Zucchi que fue al Kursaal d'Ostend. Ostende era un balneario muy popular en la costa belga, a cinco horas en tren de París. Genaro Esposito y su Orquesta también estuvieron en el Kursaal ese verano, y Edmond Sayag era parte de la Administración del lugar, pero hasta ahora no pudimos hallar evidencia adicional.


El Cuarto Show del Ambassadeurs se presentó hasta el final de la temporada relativamente lenta en París. Ese verano Fresedo también perdió a Costanzo y Vaccaro. Había suficientes razones para mudarse a Nueva York entonces, y estar rodeado de estadounidenses en el Ambassadeurs seguramente fue un catalizador. Además, el viaje a Nueva York tomaba la mitad de tiempo que el viaje a Buenos Aires. El 18 de septiembre, Fresedo zarpó de Le Havre en el Île de France con Ramón, Rosita y su última orquesta.






 

[Fresedo en Nueva York in 1929]

 

 

Notas



1. Fresedo le dijo a Zucchi: "Esto es de 1928, cuando los chicos me dejaron en París; Me quedé y fui a Paramount. Aquí está Nicolás Vaccaro, el pianista que hice viajar de la orquesta que tenía en el Casino Pigall. Este es Juan Salvatore, bandoneón, este es Carlos Esposito, también bandoneón, que era hermano del Tano Genaro Esposito, luego José Lorito, violín, y Jean Koller, también violín, que se había quedado conmigo en París. Los demás son músicos franceses. Este elenco actuó en el fabuloso Ambassadeurs, donde pasaron cuatro meses, desde donde fueron a Bélgica para pasar la temporada de verano en las sofisticadas playas de Ostende, actuando en los bailes exclusivos del Casino Kursaal en la iluminada ciudad belga". Es casi seguro que estaba hablando de la misma imagen.


2. Gracias a todos los que han contribuido a analizar las imágenes y nombrar a los músicos. Todavía aceptamos correcciones. La mayor pregunta abierta es el tercer violín de Fresedo en Ambassadeurs, y posiblemente el violín principal de En la mala.


3. Fresedo también le dijo a Zucchi que Minervini se quedó en Francia, pero la evidencia muestra que Minervini regresó a Buenos Aires con Rizzuti. Luego volvió a Europa y regresó a Buenos Aires en 1932, se casó y tocó en España, como también mencionó Fresedo. Esta es una advertencia sobre los peligros de usar las historias narradas muchos años después por los protagonistas de estos eventos como evidencia sólida. Es aún más turbio cuando se consideran las historias contadas por terceros.


4. Fresedo apenas mencionó a su contrabajo, el siempre confiable Humberto Costanzo. La evidencia muestra que tampoco fue a Nueva York, pero no sabemos cómo o cuándo exactamente regresó a Buenos Aires. Poco después, Costanzo formó un Sexteto con Rizzuti. La separación de Fresedo de sus músicos parece haber ocurrido bajo términos amistosos, ya que varios se reincorporaron a su nueva orquesta en la década de 1930.
 
5. Fresedo también le dijo a Zucchi que el barón de Rothschild le pidió que tocara tras bastidores en una recepción privada, algo que indignó a Fresedo que exigía visibilidad. Todavía no hemos podido encontrar evidencia sobre este evento.

6. Divulgación: No sabemos qué tocó Fresedo en El Garrón; los videos de Don Parker y Noble Sissle no son de 1929, pero lo suficientemente cercanos como para ilustrar lo que hacían para ganarse la vida.







Reconocimientos


1. Pablo Darío Taboada por aportar la imagen del telegrama, y la foto de la Orquesta en el Ambassadeurs. Pablo es el motor principal detrás de Investigación Tango.


2. Camilo Gatica y Mark-John, como siempre

3. Don Naides de Discos Históricos de Tango, por la pista de Gardel, excelente canal

4. Odille Fillon: merci!

5. Augusto Tomas
 
6. Gallica.fr por la foto del Bal de Petits Lits Blanc

7. Iván Araque por esta traducción!




Bibliografía


1. Anita Turón tiene un excelente blog que cuenta con todo lujo de detalles cómo fueron las noches de Gardel en París 
     http://ana-turon.blogspot.com
     Realizó una investigación profunda del Bal de Petit Lit Blancs que es lectura esencial
     http://ana-turon.blogspot.com/2019/06/gardel-en-el-bal-des-petits-lits-blancs.html
     También escribió un excelente artículo sobre las noches de Gardel en el Emprire
     http://ana-turon.blogspot.com/2021/01/gardel-en-el-teatro-empire-de-paris-1929.html
     e incluso cubrió a Gardel en la Costa Azul d'Azur
     http://ana-turon.blogspot.com/2021/03/carlos-gardel-en-la-costa-azul.html
 
2. Jazz Age Club es una fuente increíble de material sobre los famosos clubes de jazz de los locos años 20.
    Su serie sobre el Ambassadeurs y Sayag fue muy útil.
    http://www.jazzageclub.com

3. Una maravillosa historia sobre Noble Sissle, de la Orquesta del Ambassadeurs
    https://syncopatedtimes.com/noble-sissle-a-messenger-of-musical-uplift
   



Dedicatoria

A mi hermano Jean