Freitag, 7. Mai 2021

Fresedo en París en 1928-1929

por José Manuel Araque

El Tango Argentino fue introducido a Francia en los primeros años del Siglo XX. Alfredo y Flora Gobbi, Ángel Villoldo y Enrique Saborido viajaron a París, donde el Tango causó sensación. En 1913 Vicente Loduca y otros viajaron a Francia y grabaron algunos tangos. Después que se inició la Primera Guerra Mundial, Loduca fue a Buenos Aires y contrató a Osvaldo Fresedo en 1917 para que tocara en sus grabaciones. Algunos viejos socios de Loduca viajaron a New York también, y Fresedo debe haber escuchado sus historias, y también sus grabaciones para la disquera Victor.


Varios músicos viajaron después de Buenos Aires a París, notablemente Manuel Pizarro y su hermano Salvador, quienes se convirtieron en figuras se presentaban con frecuencia en el Cabaret El Garrón, en el Calle Fontaine No. 10 en Montmartre; “Tano” Genaro Esposito, y el violinista Eduardo Bianco; y el bandoneonista Juan Bautista d’Ambroggio, también conocido como Bachicha.



También Eduardo Arolas fue a París y murió allí en 1924.


Para el año 1920 el baile de Tango era tan popular en Francia que el Arzobispo de París tuvo que hacer un pronunciamiento acerca de lo que podía ser considerado “decente” en la pista de baile.


En 1923 Carlos Gardel viajó a España y tuvo un enorme éxito allí.



En 1925 Francisco Canaro viajó a París con una orquesta que incluía a sus hermanos Juan y Rafael. Francisco Canaro mismo regresó a Buenos Aires en 1927, pero sus hermanos y otros músicos se quedaron, y por varios años tocaron como "Les Canaros" en shows en París, Deauville y Biarritz. Debemos apuntar que los músicos argentinos en Francia se vestían como gauchos, creando la ilusión de que el Tango era la música de las Pampas.



Como Fresedo mismo le contó a Oscar Zucchi, su amigo Martín de Álzaga Unzué, un famoso piloto de autos de carrera apodado “Macoco”, ayudó a cerrar un contrato con el promotor Ely Volterra por 35 mil Francos como pago por sus presentaciones en la reapertura de El Garrón a mediados de 1928.


El 30 de Septiembre de 1928 Gardel regresó a Europa, y en esta ocasión se quedó en Paris y sus alrededores por lo menos 6 meses.


Fresedo y Gardel se conocían por años y grabaron juntos en 1925. La noticia del nuevo éxito de su amigo le llegó a Fresedo mientras se preparaba para los que serían sus últimas grabaciones con Nacional Odeon. El 9 de Octubre Fresedo grabó con Ernesto Famá como estribillista “Piedad” y “Alma en pena”. Buenos Aires estaba jubilosa en ese momento, Hipólito Irigoyen había sido elegido Presidente por amplio margen en las urnas, y su inauguración tuvo lugar esta semana también.

El 16 de Octubre Fresedo partió a Europa en el vapor “Florida”, una travesía de dos semanas.


Su Orquesta estaba conformada por:


Bandoneón: Osvaldo Fresedo - Alberto Rodríguez - Luis Minervini 

Violín: Adolfo Muzzi - Jean Koller 

Contrabajo: Humberto Costanzo 

Piano: José María Rizzuti 

Cantante: Ernesto Famá


El 15 de Noviembre de 1928 Osvaldo Fresedo y su Orquesta debutaron oficialmente en El Garrón, aunque un show "de avanzada" había tuvo lugar la noche anterior (vernissage). Allí tocaron casi regularmente por los siguientes 4 a 5 meses.


     

Para su noche de apertura Fresedo compartió el escenario con Don Parker, un saxofonista Norteamericano mejor conocido como uno de los miembros de la Original Dixieland Jazz Band, la banda de New Orleans que empezó la fiebre por el Jazz de los años '20.


El 20 de Noviembre Fresedo tocó en una recepción privada de M. Carlos de Olazabal, en honor a la visita de la Fragata Escuela Presidente Sarmiento, en Francia desde el 15 de Noviembre. La esposa del Embajador Argentino en París, Federico Álvarez de Toledo, y otra gente notoria de la sociedad parisina estuvieron presentes. M. de Olazabal era el Editor de la columna “L’Amérique Latine” para el periódico Le Galois.


El Tango era muy popular en la sociedad parisina, aunque en realidad el Jazz ya había irrumpido en los Cabarets. En 1927 Josephine Baker causó furor con su revista y sus películas.


 


La última presentación de Fresedo/Parker en el "Nouvel El Garron" (el programa de reapertura) es del 31 de Diciembre de 1928, y se anunció al mismo tiempo que el cambio de programa en el lugar



Desde el 13 de Diciembre de 1928, Fresedo y Parker tocaban regularmente en el Lido hasta el 11 de Enero



El 5 de Febrero Fresedo y Gardel aparecieron juntos en el Bal de Petits Lits Blancs, una gran gala en la Ópera Garnier con muchos otros actos, un compromiso muy prestigioso con el Presidente de Francia, Gaston Doumergue, presente en la función. 




Fresedo tocó otra vez en El Garron en la semana después del Bal y hasta el 15 de Febrero, mientras Gardel cantaba en el Florida


Acá es donde la historia se pone algo borrosa. Sin un contrato sólido en manos de Fresedo, Famá, Rizzuti, Rodríguez y Muzzi decidieron regresarse a Buenos Aires, abandonando el proyecto. En su conocida entrevista con Oscar Zucchi Fresedo habló de esta deserción: el 20 de Abril él mandó un telegrama a su hermano Emilio en Buenos Aires pidiendo que miembros de su orquesta en el Casino Pigal de Buenos Aires se le unieran en París.


El pianista Nicolás Vaccaro, el violinista José Lorito, y el bandoneonista Juan Salvatore viajaron entonces a París y se unieron al conjunto. También se les unió Carlos Esposito (bandoneón), hermano de “Tano” Genaro Esposito.


El 22 de Abril Fresedo estuvo en el Teatro Paramount en una presentación de la película de Ivan Petrovich "Le Tsarevitch".


Esta película Alemana, basada en la opereta de Franz Lehar del mismo nombre, era muda, y Fresedo suplió el acompañamiento musical. No sabemos a ciencia cierta con quién Fresedo tocó en el Paramount.



El 23 de Mayo de 1929 Fresedo se unió a una larga lista de actos para la reapertura de Les Ambassadeurs, un Cabaret muy popular en Champs-Élysées. Edmund Sayag, el dueño de Les Ambassadeurs, quería "una noche muy Americana" para su Club de Jazz. Entre los actos estaban George Dewey Washington, Bobbe Arnst y Lester Allen, todos famosos en el circuito de vaudeville de los Estados Unidos; la gran actriz y vedette mejicana Celia Montalván, y su hermana Issa Marcué, también bailarina;

  


y la Orquesta Ambassadeur dirigida por Noble Sissle, un reconocido músico de Harlem.


Para esta presentación el conjunto de Fresedo incluiría a


Bandoneón: Osvaldo Fresedo - Juan Salvatore - Carlos Esposito - Luis Minervini 

Violin: José Lorito - Jean Koller

Double Bass: Humberto Costanzo? 

Piano: Nicolás Vaccaro


También presente entre los actos del Ambassadeurs estaban Roberto Medrano and Donna Landwehr, mejor conocidos como la pareja de baile "Medrano y Donna”. Fresedo conocía a Medrano desde su primer viaje a Nueva York en 1920.


Presumimos que en ese mes Fresedo conoció a Ramón y Rosita, una famosa pareja de baile Americana que lo instó a unírseles en su show en Nueva York en Octubre. Ramón y Rosita estuvieron en Londres en Julio y en Biarritz an Agosto, pero no tenemos evidencia que Fresedo estuvo con ellos allí.

Es muy difícil medir el impacto de Fresedo en París en 1929. Por un lado sus discos no fueron tan populares en Francia como los de Canaro o Gardel, antes o inmediatamente después de su visita. Parecería que habían suficientes razones para irse a Nueva York ese verano, y estar rodeado de músicos de Jazz Norteamericanos en Les Ambassadeurs seguro que fue un catalizador. Además el viaje a Nueva York era la mitad de tiempo que el regreso a Buenos Aires.


Dónde estuvo Fresedo en el Verano de 1929 exactamente es todavía un misterio. Se sabe que Minervini se casó y se quedó en Europa. El 18 de Septiembre Fresedo partió de Le Havre en el Île de France con destino a Nueva York, con Ramón y Rosita, y Juan Salvatore y José Lorito.




Notas


En la entrevista con Zucchi Fresedo se quejó de un pedido que le hizo un cierto “Baron [Edouard?] de Rotschild" para tocar en una recepción privada detrás de las cortinas, algo que ofendió a Fresedo quien exigió visibilidad. No encontramos ninguna referencia en los periódicos franceses de la era acerca de este evento.


En general los nombres de los músicos que viajaron con Fresedo son algo especulativos, porque no hay mucha evidencia firme de quién estuvo dónde y cuándo. Presumimos que Fresedo viajó a París con la gente con la que estuvo grabando todo el año 1928, pero después del incidente de la deserción los cabos sueltos son evidentes. Por ejemplo, se supone que Vaccaro viajó a París, pero no estaba en Nueva York en Septiembre? Confirmamos que Muzzi y Rizzutti regresaron en Mayo a Buenos Aires en el Alsina, pero el listado de los músicos en Nueva York sugiere que un par de cambios más sucedieron antes de llegar allí.


Finalmente, se dice que el escritor Henry Bernstein era un gran fanático del Tango, siempre en la primera fila en las Milongas y shows de París de la era. Tristemente no encontramos ninguno de sus escritos acerca de ésto: hubiera sido tan útil, Henry!





Agradecimientos

Quiero agradecer personalmente a Pablo Darío Taboada por contribuir la foto del telegrama para ayudar a aclarar un poco la secuencia de los eventos.




Bibliografía

1. Anita Turón tiene un blog excelente que cuenta en gran detalle como fueron las noches de Gardel en París
    http://ana-turon.blogspot.com

2. Jazz Age Club es una fuente excelente de material acerca de los clubes famosos de Jazz de los años '20
    http://www.jazzageclub.com

3. Una hermosa presentación acerca de Noble Sissle, de la Orquesta Ambassadeurs
    https://syncopatedtimes.com/noble-sissle-a-messenger-of-musical-uplift