Samstag, 20. April 2024

Gardel en Nueva York - Capítulo 4: Francisco Vagnoni

    

Capítulo 4: Francisco Vagnoni
por Terig Tucci con anotaciones de Camilo Gatica y José Manuel Araque


Un músico uruguayo, Francisco Vagnoni, que inició su carrera en Nueva York como violinista, alcanzó más tarde uno de los más importantes puestos administrativos de la radio norteamericana. Más bien alto, bien parecido, cordial, con un bigotito “cachador”, Vagnoni hablaba poco y oía mucho y desplegaba una sonrisa enigmática, que prestaba a su actitud y personalidad una cierta inescrutabilidad oriental.

Ocupaba entonces el puesto de administrador adjunto del departamento de música de la emisora. A él le debíamos la orquesta de treinta músicos latinoamericanos, entre los que se contaban Remo Bolognini, Osvaldo Mazzucchi, Domingo Guido, Rafael Galindo, Joe Biviano, Joe Kahn, además de entera dotación de “El tango romántico” y por supuesto, Hugo Mariani en la dirección de orquesta y yo en los arreglos instrumentales.

Un día o dos después del primer programa de Gardel, nos encontramos con un viejo amigo argentino, el Sr. Vicente Piazzolla, padre de Astor, el notable bandoneonista y compositor, quien recapituló sus impresiones del programa diciéndome:

-Ustedes han traído un pedazo de Buenos Aires a tierras del Norte; es como si el Río de la Plata desembocara en la bahía de Nueva York…

El enorme éxito de las presentaciones de Gardel y el sabor criollo de sus programas se debían, en buena parte, a Francisco Vagnoni. Era imperativo que tratáramos a este hombre con toda la deferencia; lo que no era nada difícil, dadas sus agradables prendas personales.



Notas

Francisco (Frank) Vagnoni es un tanto misterioso. El 23 de septiembre de 1925 Vagnoni (violinista) llegó a Nueva York desde Uruguay en compañía de Abraham Thevenet (pianista) y Doroteo Andrada (violinista). En sus papeles de inmigración declaró que había estado en Nueva York en 1921, pero no encontramos ningún registro de esa entrada (¿vino vía Tampa?). Thevenet y otros usaron a Mariani como referencia.

Especulamos que fueron invitados por Mariani para grabar con su Orquesta Típica para Gennet Records.

 

No había muchas oportunidades de grabar Tango después de 1926, así que Mariani se fue a trabajar para la Radio. Se convirtió en uno de los principales conductores de orquesta de la NBC, y a partir de principios de 1927 apareció muchas veces en la Blue Network (WEAF, WJZ y otras). Unos meses después de la primera actuación pública de Mariani en la radio, y durante un par de años, Frank Vagnoni también dirigió para la NBC. En 1929 Victor y NBC se fundieron con la Radio Corporation of America (RCA), la radio se había convertido en el medio dominante para la distribución de música. La evidencia apunta a una sólida relación entre Mariani y Vagnoni, pero no sabemos quién trabajaba para quién ni cuándo. El hecho que Tucci dedique un capítulo entero de sus memorias a Vagnoni parece indicar que Vagnoni tendría más rango y llevó a Tucci a dirigir la orquesta que tocó en el cine y grabó con Gardel, y con la venia de Mariani. Vagnoni trabajó para la NBC y la ABC durante más de 20 años, pero nunca se le menciona entre los músicos que tocaron con Gardel.

Tucci nombra a los músicos que dirigió en las grabaciones de Gardel que él dirigió, dos en agosto de 1934 y el resto en marzo de 1935. Remo Bolognini estaba allí, por supuesto, en compañía de Joseph Kahn, Osvaldo Mazzuchi y Rafael Galindo, todos ellos hombres de la Filarmónica de Nueva York a las órdenes de Arturo Toscanini. Mazzuchi, violonchelista, era uruguayo y estaba en Nueva York desde por lo menos 1919, y en la Filarmónica de Nueva York desde 1925. Galindo, violinista, era mexicano, hijo de un notable violonchelista. Se educó en Francia y llegó a Nueva York desde Madrid en 1927.

 
 
En 1929 Galindo y Mazzuchi se unieron a Leon Fleitman (viola) y Angelo Sasso (violín), también de la Filarmónica, y formaron el American Pro-Art Quartet y tocaron en la radio durante un par de años. Cuando Toscanini formó la NBC Symphony Orchestra en 1937, todos estos hombres formaban parte del conjunto.


En 1926, a los 18 años, Joe Biviano fue descubierto por un ejecutivo de la NBC tocando el acordeón en el ferry de Staten Island. Fue el acordeonista de referencia en la NBC durante años, y creemos que tocó con Mariani desde 1928. 
 
 
No sabemos por qué Tucci sólo nombra a Joseph Kahn como pianista. Abraham Thevenet figura como pianista en la Discography of American Historical Recordings (DAHR) en las grabaciones de 1935, quizás Kahn sólo estuvo en la única sesión de Agosto de 1934. Lo que sí sabemos es que Kahn mantuvo una larga y duradera amistad con Bolognini. En la imagen inferior, Kahn toca el trombón mientras Remo toca el clarinete a bordo del USS Uruguay, en la gira de Toscanini por Sudamérica en 1940.


Tucci no menciona al violinista Horacio Zito, incluido por la DAHR en un puñado de grabaciones emblemáticas como Volver. Zito, también uruguayo y amigo de Mariani, estaba en Nueva York desde 1928, y grabó para Brunswick en 1931/1932. Cuando Gardel llegó a Nueva York, la Orquesta Poema de Zito tocaba regularmente en el Thé Dansant en el Empire Room del Hotel Waldorf Astoria (también tocaban las orquestas de Xavier Cugat y Enric Madriguera, y Ramón y Rosita bailaban allí). Una pregunta abierta es si la Orquesta de Zito era la antigua Típica de Mariani.


 
Por último, Tucci tampoco menciona a Vicente A. Navatta, también uruguayo y violonchelista, y también nombrado por la DAHR en las grabaciones de 1935. Navatta llegó a Nueva York en agosto de 1923 y usó como referencia a Domingo Guido (contrabajo). Guido llegó a Nueva York en 1920 con Hugo Mariani (utilizando a Mazzuchi como referencia), lo que lleva a preguntarse: ¿por qué Mariani no dirigió a sus músicos en las grabaciones de Gardel? Una posibilidad es que los hombres de Toscanini (y el resto del proyecto) estaban bajo obligaciones contractuales con la Victor, y Tucci era el hombre de la Victor.


 
Para terminar este breve capítulo sobre Vagnoni, Tucci menciona a Vicente Piazzolla, que llegó a Nueva York con su hijo Astor en abril de 1925. Astor era alumno de Andrés d'Aquila, un pianista que en ocasiones tocaba en trío con Tucci. Unos días antes de la llegada de Gardel, Astor, de 11 años, había estado tocando el bandoneón en una fiesta en el YWCA de Brooklyn. Lamentablemente Tucci no utilizó a Astor en las grabaciones de Gardel.